Doble vínculo

La motivación para coger una ruta y circular en la autopista de la vida, la definen diferentes circunstancias de la misma; provocando reacciones, avances, giros o frenadas.
También las personas; con sus palabras, sus gestos, u otro tipo de comunicación, nos envían información que nos guía.
El problema llega cuando recibimos un mensaje y otro que es el verdadero significado encriptado, es decir el que se acompaña con los hechos. No existe coherencia, ya que lo dicho no coincide con la realidad mostrada. A esto cuando ocurre en la infancia, por quienes educan, se le llama doble vínculo.
 Entendiendo un mensaje  encaminamos nuestros pasos hacia un lado, no obstante percibiendo el otro mensaje, actuamos hacia el otro, es decir dependiendo de ello, nos movemos … hasta rozar la locura.
El ingrediente añadido habitual en las relaciones humanas es el de la esperanza. Deseamos que el mensaje, o el mensajero comunique algo bueno, que nos diga si, a nuestros sueños o proyectos.
Entonces aparece el dichoso “esperando”.
 IMG_5148
Esperando que ocurra lo prometido,
esperando que todo cambie,
esperando un momento,
esperando no haber sido engañados/as,
esperando que se cumplan nuestras expectativas… quizás con ingenuidad, tal vez egoístas, o pasivos.
Esperando, siempre esperando.
 No tenemos la culpa, no es nuestra responsabilidad recibir varios mensajes, pero si lo somos de no realizar un ejercicio de reflexión, una lectura completa de la realidad, y tomar las riendas!
Es más cómodo dejar pasar, quedarse con las promesas, sin reflexionar sobre como nos está llegando… también lo será para el emisor y en definitiva más atractivo para nosotrxs escucharlo.
Ahí habitualmente nos enganchamos, tapando con 100.000 velos, para no mirar, para no ver … ¿Por cuánto tiempo?
IMG_2738
El problema es la reacción posterior, a este doble vínculo…cuando las cartas ya están sobre la mesa y nos sentimos engañados.
Eso genera rencor, un sentimiento difícil de ubicar en una relación ya diferente, pero sana, complicado colocar desde ahí, algo que evolucione, y siga fabricando ayuda mutua.
No obstante considero que en ese momento, justo en el, es donde maduramos, tras salir de esa esquizofrenia de mensajes, lo dicho y no “lo no dicho”.
Empezamos a aprender, a leer con mayor claridad y es donde lamentablemente se ha de aplicar con intensidad,si la meta-comunicación ya no sirve, el desapego…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: